Asociación El Taller de la Memoria

Memoria

Comunicado de la Federación de Asociaciones MH - Región de Murcia - Cruz de los caídos de Callosa del Segura

Escrito por eltallerdelamemoria 18-12-2016 en Memoria. Comentarios (0)

Ante la oposición por la retirada de la Cruz de los Caídos, las Federaciones de Asociaciones de Memoria Histórica de la Vega Baja y de la Región de Murcia, han suscrito un COMUNICADO CONJUNTO, denunciando la operación orquestada por sectores conservadores políticos y religiosos, para impedir el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica y el acuerdo de pleno del Ayuntamiento, que obliga a la retirada de los símbolos franquistas.


La comisión gestora de la Federación de Asociaciones de Memoria Histórica de la Región de Murcia (FAMH-RM) expresa por el presente comunicado su adhesión a la decisión del Ayuntamiento de Callosa de Segura, amparado no solo por la Ley 52/2007 de la Memoria Histórica, si no por estar legitimado por acabar con una ignominiosa discriminación, con la que la dictadura franquista distinguió a sus caídos, consagrándoles reconocimientos de todo tipo y dedicándoles en los espacios públicos, monumentos y placas ejemplarizadoras, al tiempo que infligía todo género de humillaciones y sufrimientos a las víctimas de la represión, quitándoles la vida y condenando su memoria al olvido social e institucional, hasta el tiempo presente.


El pleno del Ayuntamiento de la localidad alicantina de Callosa de Segura, aprobó el pasado día 4 de marzo de 2016 la retirada de la Cruz de los Caídos, existente frente a la iglesia de San Martín, en un espacio de dominio público de propiedad municipal, acuerdo que no pudo ser ejecutado, por la oposición en la tarde del pasado miércoles de un grupo de vecinos, que con exhibición de banderas franquistas y cantos del himno de la Falange, mostraron su identificación ideológica con lo que este símbolo representa, mientras otros portaban velas y escenificaban rezos procesionales, reivindicando el aspecto religioso de la cruz.


Las Cruces de los Caídos por Dios y por España, sembraron los atrios y los espacios públicos de las poblaciones españolas en la larga posguerra, como una seña de identidad de un nacional-catolicismo, imbricado como soporte moral del régimen franquista. Esta gestora recuerda que dicho régimen ha sido calificado por la ONU como de naturaleza criminal, y es esta significación la que desde una concepción histórica y democrática, debe prevalecer en nuestros días. Lamentamos por tanto que partidos democráticos como el PP e instituciones como la Iglesia no hayan comprendido aún esta circunstancia y se vean involucrados apuntalando situaciones como las vividas ayer en Callosa de Segura.

En el sentido anteriormente apuntado, la gestora de la FAMH-RM denuncia estos hechos y pide a quienes obstaculizan el cumplimiento de la Ley que no se impliquen en desvincular a este monumento de su significación ideológica, a sabiendas de que el pueblo de Callosa de Segura lo interpreta colectivamente con una inequívoca y expresiva denominación:

La Cruz de los Caídos …de los Caídos de Franco.

Murcia, 16 de diciembre de 2016


Félix Crevillén del Saz                         José Ángel Herrero Ruano


PRESIDENTE de COAHMI   PRESIDENTE GESTORA FAMH-RM

CALLOSA DE SEGURA (ALICANTE)


MANIFIESTO MUNICIPALISTA ¡VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN, YA!

Escrito por eltallerdelamemoria 29-10-2016 en Memoria. Comentarios (0)

Siete ciudades firman este manifiesto pidiendo Verdad, Justicia y Reparación. Pamplona, Barcelona Zaragoza, Vitoria, A Coruña, Cádiz y Rivas suscriben el documento en el que se comprometen a impulsar querellas contra los crímenes del franquismo y a crear una Red de ciudades por la Memoria. 

Las grandes ausentes han sido Valencia y Madrid en el acto celebrado este Jueves en la capital navarra: 'Encuentros de Pamplona: verdad, justicia y reparación. Ayuntamientos por las querellas contra los crímenes del franquismo'.

MANIFIESTO MUNICIPALISTA ¡VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN, YA!

El 18 de julio de 1936 un golpe militar apoyado por la Alemania nazi y la Italia fascista depuso a las legítimas autoridades electas de la II República(locales, autonómicas, estatales) e impuso un régimen de feroz represión en el que todos los derechos y libertades democráticas fueron erradicadas.

Durante los años de guerra las fuerzas golpistas implantaron un régimen de terror, sin que hubiera más ley que su sacrosanta voluntad y otra justicia que la ajustada a sus particulares intereses. Y hoy, tras ochenta años de todo aquello, cunetas, simas y ribazos siguen siendo testigos de aquel genocidio.

Tras la guerra, la represión no cesó. La dictadura franquista prosiguió negando todo tipo de derechos y libertades y, junto a ello, se impusieron credos religiosos e ideológicos y se persiguió con saña las lenguas y culturas distintas a las oficiales del Régimen. A la herencia recibida de más de cien mil personas fusiladas y desaparecidas se sumaron varios cientos de miles más forzadas al exilio, sometidas a trabajos forzados, detenidas, torturadas, encarceladas,..

En nuestros pueblos y ciudades hemos vivido lo anterior desde lo cercano. El crimen y la represión no han sido para nosotras meras palabras o cifras, sino vivencias que el tiempo no ha logrado borrar. Conocíamos los nombres y apellidos de las personas fusiladas; las exiliadas eran familiares o amigas nuestras; las detenidas y encarceladas, vecinas del barrio o calle.

Desde Nuremberg hasta hoy, distintos Acuerdos internacionales(Convención sobre Crímenes de Guerra y Lesa Humanidad -1968-, Convención de Viena -1972-, Resolución de la Asamblea General de la ONU -1973-,Estatuto de la Corte Penal Internacional -1998-,….), suscritos todos ellos por el Estado español, han venido calificando éstos hechos como crímenes contra la humanidad, cuya principal característica es la de ser imprescriptibles.

Por todas estas razones hemos adoptado en nuestras respectivas ciudades amplios y consensuados acuerdos a fin de interponer querellas criminales por los crímenes contra la humanidad cometidos por la Dictadura franquista. No nos ha movido para ello afán de revancha alguna, sino una exigencia humana de Verdad, Justicia y Reparación, algo reclamado durante mucho tiempo por la ciudadanía a la que nos debemos.

Con esta misma intención, los municipios que hoy suscribimos este Manifiesto queremos expresar nuestra firme voluntad de continuar hasta el final la vía emprendida con nuestras querellas, tejer entre nuestros Ayuntamientos lazos de colaboración y solidaridad municipalista e invitar al resto de municipios de nuestras Comunidades y todo el Estado a sumarse a esta iniciativa que busca acabar con todas estas décadas de impunidad y reclamar Verdad,Justicia y Reparación por los crímenes franquistas.

Pamplona, 27 de octubre de 2016




LA MEMORIA ES DEMOCRACIA

Escrito por eltallerdelamemoria 02-09-2016 en Memoria. Comentarios (0)

El pasado 18 de Julio de este año 2016 se han cumplido 80 años desde que un grupo de militares encabezados por el general Franco inició la toma violenta del poder y tras tres años de guerra impuso una dictadura que destruyó las instituciones democráticas. Se persiguió la disidencia política y la libertad de conciencia, se condenó a las mujeres a una ciudadanía de tercera clase y se impuso una moral sexual que condenaba cualquier opción fuera del matrimonio religioso. 

Se inició una brutal represión contra cualquier forma de disidencia, que dejó más de cien mil personas asesinadas, y otras cientos de miles torturadas, encarceladas, humilladas y víctimas del robo de sus hijos recién nacidos, recluidas en campos de concentración, obligadas a trabajos forzosos, o forzadas a un exilio que aún dura para muchas. Una represión, un auténtico genocidio, como afirman muchos historiadores como Paul Preston, que duró 40 años, y que aún hoy sigue sin reconocer, sin juzgar y sin reparar.

Cuarenta largos años de oscurantismo, en que el pueblo español permaneció sumido en el mayor de los retrasos, en que al pueblo, mayoritariamente, se negó el acceso a la cultura, en que la palabra Libertad permaneció proscrita. El franquismo dejó todo tan atado y bien atado, que aún hoy, cuarenta años después de la muerte del dictador, continuamos de manera mayoritaria sumidos en el pozo de la incultura, en el desconocimiento de la historia; en el pozo del olvido.

Así amanecía Soria este 18 de Julio. Llena de las huellas de todas aquellas personas, todas aquellas a las que injustamente se les ha llamado desde hace tiempo "desaparecidas". No fueron, ni son, personas desaparecidas, fueron personas asesinadas por un régimen genocida, culpable de unos crímenes contra la humanidad que siguen sin ser juzgados.

No se pueden reabrir unas heridas que no se han llegado a cerrar; permanecen abiertas, y abiertas continuarán hasta que se haga justicia con las víctimas del franquismo, hasta que se repare jurídicamente el daño que se les ha hecho, y hasta que la verdad de los hechos no sea conocida por la totalidad de la sociedad española. Sólo a partir de entonces las heridas se podrán cerrar.

La memoria es necesaria para conocernos y reconocernos como comunidad humana, para evolucionar como personas íntegras en una sociedad democrática y libre.