DESDE LA NOCHE Y LA NIEBLA. Información sobre "Entre Rojas, entre Rejas" de May Ríos

Escrito por eltallerdelamemoria 10-12-2016 en Actividades. Comentarios (0)


“HAY QUE PASAR PÁGINA DESPUÉS DE HABER LEÍDO TODAS”

(MARCOS ANA)

Con esta cita del recientemente desaparecido poeta Marcos Ana, comienza Joaquín Robledo su reseña de la obra ENTRE ROJAS, ENTRE REJAS, adaptación de la obra "Desde la noche y la niebla", de Juana Doña, la que fue militante comunista, feminista, sindicalista y escritora, la presa del franquismo tantas veces salvajemente torturada y cuya vida fue salvada gracias a Eva Perón. Esta mujer que, una vez libre, marchó a Francia, donde entró en contacto con el PCE exterior, y permaneció desde entonces vinculada al movimiento feminista, esta militante, que falleció en 2003, a los 84 años de edad, que fundó el "Movimiento por la Liberación e Igualdad de la Mujer", escribió varios libros, entre los que se encuentra "Desde la noche y la niebla",  una obra integrada por testimonios que demuestran que las mujeres no han sido un grano de arena en la lucha de resistencia: miles de mujeres participaron, abnegadas, en todos los frentes, desde la guerrilla hasta la lucha clandestina. El libro es una reivindicación de la lucha de las mujeres contra el franquismo.

Una mujer está siendo torturada. La cabeza de Juana, entre paliza y paliza, recuerda el camino que la condujo allí. El viaje arranca el mismo momento en que se proclama la República. Las ilusiones, los anhelos y los miedos se mezclaban en aquella niña que empezaba a ser mujer poco después de conocer a Genio, el hombre que habría de ser su marido. Juana nos trasladará al Madrid que resistía al fascismo, al golpe de Casado; con ella viviremos el sentimiento de traición que produjo el golpe de casado, la angustia de una huida a ninguna parte, el pánico a perder a su hijo, a su marido, a su gente, a un país que se iba a sumergir en cuatro décadas de penumbra. 

La historia de Juana y Genio es una más de tantas que no pueden caer en el olvido. Sus recuerdos son la memoria de la España que una dictadura quiso sepultar. Sobre ese silencio se pretendió edificar una democracia, como si nada hubiera pasado. Pero pasó y no conviene olvidarlo.

Juana Doña, con unas compañeras de prisión
 No vamos a guardar silencio porque tenemos memoria. El teatro es un arte de la memoria. Recordamos todas las guerras desde los griegos, todas las víctimas, cada una de ellas. Y todas ellas deben estar presentes hoy. Defendemos la necesidad ética y política de un teatro creador de memoria y de conciencia más allá de cualquier otro compromiso.

¿POR QUÉ?


A principios de año, la actriz May Ríos me propuso escribir un texto que permitiera llevar a un escenario teatral las vivencias y emociones que Juana Doña transmitía en su novela-relato Desde la noche y la niebla. Era un reto al que no me podía negar, poner voz a esa historia real de España que

La actriz May Ríos

sigue cubierta bajo un manto de silencio. Consideraba un privilegio poder colaborar en mostrar la memoria histórica sepultada en el silencio oficial. Más que eso, poner rostro a las frías cifras. El estímulo de imaginar a la propia May –con su enorme capacidad interpretativa– dando vida al texto anuló cualquier atisbo de miedo. Así que, por primera vez, me adentre en este terreno, el teatral, desconocido para mí. El reto no era pequeño: trasladar la visión siempre subjetiva de una mujer en un momento concreto de esa historia de España da pie para poner en marcha un montaje en el que las mujeres, por ella representadas, acaparen el protagonismo. En este caso, además, se pretende resaltar el aprendizaje, el duro aprendizaje, que lleva a la libertad y lo fácil que ha sido a lo largo de la historia torcer estos caminos. En este proyecto no aparece fortalecido el papel de la mujer como víctima sino como sujeto que actúa y se rebela, que decide, propone y lucha. Juana Doña es, en estas líneas, todas las mujeres que decidieron ser libres y actuaron en consecuencia, fuese cual fuese el resultado. Las escenas se sitúan setenta años atrás pero son atemporales porque las luchas por la dignidad y la libertad (por un mundo mejor) continúan estando vigentes. Pretendía, además, que el texto no se ciñera solo a los hechos sino que se adentrara en la vivencia personal de esos hechos en relación al terreno afectivo.

Escena de "Entre rojas, entre rejas"
¿PARA QUÉ?

Denunciar este silencio, poner en valor la memoria de una mujer como referente de tantas, servirá para sacar a la luz la historia que los libros nos robaron, la que no se cuenta en los colegios. Un silencio que sigue siendo el muro en el que se esconden aún muchos de los que se beneficiaron y lo siguen haciendo de aquella tropelía.

Acercar al público unos hechos que acontecieron aquí y que son, por tanto, parte de nuestra historia. Conocer estos hechos es, además, imprescindible para entender muchas de las cosas que hoy ocurren. Sabemos que el relato de las guerras lo escriben los vencedores, es de justicia, por tanto, transmitir el relato de quienes siempre pierden. Con esa idea se inició el proyecto y con esa voluntad se escribió.

JOAQUÍN ROBLEDO

Os esperamos en el Salón de actos municipal de Santomera, el viernes 16 de Diciembre a las 20,00 horas.